Chile se ha posicionado mundialmente

Extremeños por el Mundo. Santiago de Chile, Chile.

Nombre: Carlos Alberto Serrano

Original de: Cáceres

¿Qué le hizo mudarse a Santiago de Chile?

La verdad es que siempre he viajado mucho y he tenido experiencias en sitios tan dispares como China, Canadá, Francia o UK. Esto, unido a una oportunidad laboral increíble, que supone un gran avance en mi carrera profesional, hicieron de Santiago el lugar idóneo en el momento oportuno. Si soy sincero, nunca había pensado en Santiago como un destino profesional, pero unido a lo que mencionaba, Latinoamérica era una región que aún me quedaba por explorar y conocer en profundidad.

Los alquileres económicos, las bajas tasas de desempleo hacen que Santiago de Chile sea considerada como una de las ciudades con mayor calidad de vida y seguridad de Sudamérica. ¿Comparte esta afirmación?

Totalmente. La verdad es que la primera impresión al llegar a Santiago es que, como ciudad, no es muy distinta de Madrid (por supuesto, salvando las distancias). Es más, a medida que vas descubriendo sus diferentes rincones, la vista de la cordillera, el centro histórico, los barrios más bohemios y sus diferentes centros culturales, empiezas a entender los grandes movimientos migratorios que han traído miles de personas a este país desde diferentes lugares del mundo.

Sinceramente, creo que una de las características más positivas de la sociedad chilena es esa “tranquilidad” y ganas de seguir trabajando en la dirección correcta abrazando, en la mayoría de las ocasiones, esta nueva realidad que ha convertido al país en un hub multicultural.

Publicidad

¿A qué cree que se debe ese crecimiento económico de Chile?

Según el Foro Económico Mundial y su última publicación sobre el Índice de Competitividad Global de 2018, Chile se situó una vez más a la cabeza de América Latina en el puesto 33, superando con distancia a México (46), Uruguay (53), Colombia (60), Perú (63), Brasil (72) y otros países vecinos.

En mi opinión, estamos viviendo tiempos de incertidumbre y tensiones económicas a nivel mundial y Chile, con sus continuadas señales de estabilidad ante los mercados internacionales, se ha posicionado como referencia tanto a nivel regional como mundial. En este sentido, indicadores como los mencionados por el Foro Económico Mundial son clave a la hora de seguir analizando las tendencias dentro de un contexto en que las principales economías de la región registran turbulencias, con Argentina en dificultades producto de la abrupta devaluación de su moneda y sus cercanas elecciones presidenciales, Brasil habiendo afrontado un polarizado proceso electoral y México con un nuevo gobierno.

Desde mi punto de vista, actualmente la cuarta revolución industrial avanza sin entender fronteras, y es evidente que los países que sean pioneros a la hora de adoptar estas tecnologías disruptivas (como drones, big data, inteligencia artificial, machine learning, blockchain, impresoras 3D, realidad virtual aumentada vehículos autónomos, cloud computing, etc.) tendrán una ventaja competitiva a nivel internacional, y se convertirán en referentes dentro de un escenario geopolítico marcado por la irrupción de la tecnología en todos los niveles del estado.

¿Qué es lo que más le ha llamado la atención sobre las costumbres chilenas?

Especialmente la fusión de diferentes culturas, lo cual se siente en la gastronomía en general. Por todo el país puedes encontrar cervezas artesanales típicas, al más puro estilo alemán, mientras que al mismo tiempo adviertes una profunda cultura vitivinícola, con cepas casi únicas en el mundo como carménère (de origen francés).

Es evidente que se siente una gran influencia estadounidense en el modelo económico (modelos de consumo, fiscalidad, modelo sanitario, pensiones, etc.) lo cual se percibe en el crédito y endeudamiento de las familias. Un ejemplo claro en este sentido y que siempre cuento a mis allegados, es que nada más aterrizar en el país, y debido al jet lag, una de las primeras cosas que hice fue ir a conocer la ciudad mientras tomaba un café. Al entrar en la primera cafetería que llamó mi atención y pedir un espresso, el camarero me dijo que en cuántas cuotas quería pagarlo. Me quedé “congelado” mientas pensaba qué era lo que quizá no había comprendido e intentando re interpretar el mensaje. El mensaje era claro y lo entendí con el paso de los días, en este país TODO se puede pagar en cuotas.

Cerro de Santa Lucia. Foto perteneciente a www.santiagocapital.cl

¿Qué ruta nos haría por Santiago de Chile?

Comenzaría por un paseo por el Pueblito de Los Dominicos (un mercado artesanal único donde se puede apreciar orfebrería con lapislázuli y artesanía mapuche). Después, subiríamos al cerro San Cristóbal para disfrutar de la panorámica de la ciudad de Santiago para, a continuación, disfrutar de la casa de Pablo Neruda (La Chascona) que se encuentra a los pies del cerro. Una parada para tomar café en el Barrio Bellavista antes de dirigirnos hacia otro cerro, esta vez el de Santa Lucía, donde disfrutaríamos de un paseo relajante por los jardines.

Nos acercamos a la hora de comer, pero, antes de ir al barrio Lastarria para disfrutar de un buen restaurante peruano (aquí la gastronomía peruana es admirada y deliciosa), visitaríamos el Palacio de la Moneda (sede del presidente de la República) y la Plaza de Armas (núcleo del centro histórico).

Palacio de la moneda. Foto perteneciente a www.santiagocapital.cl

Qué mejor que una tarde “espiritual” en el templo Bahá’í de Chile (un lugar idílico ubicado en plena precordillera de Los Andes) para, finalmente, cerrar este intenso día con una cena en Boragó (en pleno barrio Vitacura), famoso por realizar “una cocina basada en la estacionalidad remarcada del territorio chileno”

¿Cuál es su plato autóctono favorito? ¿Qué nos recomendaría probar?

Aunque, en general, las empanadas son muy sabrosas en cualquiera de sus formas, la clásica al horno que denominan “de pino” es, sin duda, mi favorita.

Cocida al horno, sus ingredientes principales son la carne de vacuno picada con cebolla y una aceituna en el interior. Además, para acompañar estas empanadas, recomendaría probar el “mote con huesillo”, una bebida típica dulce que mezcla zumo acaramelado con granos cocidos de trigo y melocotones deshidratados (que da el nombre al “huesillo”).

Por último, cabe mencionar la gran cultura “del asado” que se comparte con otros países como Uruguay o Argentina donde, en general, cualquier ocasión es buena para juntarse y pasar el día alrededor de una barbacoa.

Y al ponerse el sol ¿qué nos ofrece Santiago de Chile?

La vida nocturna en Santiago de Chile es sumamente variada. Hay locales en donde se puede charlar mientras se saborean bocadillos, vinos o licores con música de fondo. Hagamos un repaso de los barrios más destacados:

  • Vitacura – En este sector se han asentado numerosos bares, pubs y clubes nocturnos, donde todos los días se abren las puertas de los locales que invitan a vivir noches inolvidables.
  • Providencia – Este singular barrio es una zona comercial y financiera que de noche se convierte en sede de la movida musical con bares y pubs.
  • Barrio Bellavista – Este versátil sector de la ciudad de Santiago cuenta tanto con tranquilos y románticos establecimientos como con los más desenfrenados clubes nocturnos y schoperías (se les llama schops o chopp a las jarras de cerveza).
  • Ñuñoa y Barrio Brasil – Ñuñoa está ubicado al norte de Santiago y ofrece pubs, clubes de música en vivo, salones de baile y bares, mientras el Barrio Brasil está en pleno centro de Santiago y es donde se reúnen artistas y viajeros mochileros de todo el mundo.

Otras actividades nocturnas especiales son, por ejemplo, las organizadas por el planetario de la U. Santiago de Chile (Estrellas & burbujas) que se realiza los primeros viernes del mes para ver las estrellas desde las 20:00, tras la cual hay una charla en su sala de 360° para ver las constelaciones.

Además, los primeros martes de cada mes el Movimiento Furiosos Ciclistas realiza una “cicletada” nocturna por varias calles de la ciudad. Por último, se organizan trekkings nocturnos, lo cual es ideal para esos momentos en los que se busca conectar con la fauna a través de los recorridos en el Parque Ñilhue, o disfrutar de la zona precordillerana.

¿Volverá a Extremadura?

Hace unos días, escuchaba una tertulia sobre la emigración juvenil en Extremadura sin llegar a una conclusión clara. En primer lugar, creo que la situación en Extremadura no es más que otro ejemplo dentro de una dinámica que está “asolando” España y a Europa en general.  La alta calidad en la educación, experiencias en el extranjero, ambición y un mundo cada vez más globalizado, han hecho que las grandes estructuras organizativas y de gobierno no hayan podido adaptarse a la nueva realidad social.

Regiones como Extremadura deben aceptar el desafío y situarse dentro del plano nacional poniendo en valor su cultura y su patrimonio, pero, sobre todo, incorporando a sus modelos educativos la cultura del emprendimiento en edades tempranas y la eliminación de los impedimentos gubernamentales para crear empresas.

Por mi parte volveré, pero de turismo y a visitar a mis familiares. Sin duda, llevo conmigo y promociono la región tanto fuera como dentro de España, pero a día de hoy, y sin olvidar mis raíces, el mundo es demasiado grande como para perdérmelo.

2+