La gastronomía extremeña en 40 platos

La gastronomía extremeña no cuenta con esferificaciones o nitrógeno líquido, su fuerte es el sabor y la autenticidad. Cuando salgo fuera, son muchos los que me preguntan, ¿qué se come en Extremadura? Con este artículo quiero responder a todo eso. Hago una lista de platos tradicionales de la gastronomía extremeña , de nuestra materia prima, productos de denominación de origen y lugares donde poder degustarlos. No están todos los que son, ni son todos los que están, pero basado en mi experiencia personal. Os dejo con mis propuestas, arriba el mapa con todos los restaurantes y su localización. Más abajo la descripción. Buen provecho!!

Restaurante Atrio, Cáceres

Menú degustación en Atrio, Cáceres. No se puede hablar de gastronomía extremeña sin mencionar Atrio. Galardonado con dos estrellas Michelín es más que un restaurante. Cada plato está elaborado con los mejores ingredientes, mimo y profesionalidad. Una fiesta visual y para el paladar. Hay pocos sitios donde al traerte el plato a la mesa, el comensal siempre lo recibe con una sonrisa. Disfrute entre sabores.

Entrantes

Sopa de ajos en la Tapería Yuste en Cáceres. Aquí se sentirán como en casa. La tapería en muy agradable, con un personal muy preparado y servicial. Déjense aconsejar por ellos. El plato que más me sorprendió fue su sopa de ajo. Un plato simple, pero fantástico. Ideal para esas noches de invierno.

Sopa de tomate tradicional extremeña con uvas y picatostes en el restaurante Rex Numitor, Mérida. De la tierra del tomate uno no se puede irse sin probarlos.

Publicidad

Sopa de cebolla al gratén de queso de Los Ibores en El corral del Rey, Trujillo. En la sencillez está la clave de las recetas extremeñas. Un lujo de plato, lleno de sabores para los más soperos.

Los huevos de Alejandro en Restaurante Huerta del Rozo, Jarandilla de la Vera. Huevos de campo, locales con morcilla y entomatada de su propia huerta. Nada más natural y sabroso. Telf  927 56 13 30

Ensalada hurdana en el Restaurante Alfonso XIII, Las Mestas.
Las ensaladas hurdanas se componen de cítricos y huevos, aliñada con aceite local.  Las Hurdes, una zona de gran belleza, llena de magia y misterios . Propongo perderse por sus pueblos y descubrir  restaurantes como Afonso XIII donde se come como un rey.

Ramen extremeño en El paso del agua, Badajoz. Una fusión muy original entre la cocina japonesa y la gastronomía extremeña. Un plato muy sabroso para entrar en calor. Calle Sta. Lucía, 2. Telf 924 10 87 93

Ensalada templada de pintada escabechada y zorongollos en Villa Xarahiz, Jaraiz de la Vera. Los zorongollos es una ensalada característica de la zona de la Vera elaborada con tomates y pimientos asados. Todo eso junto al aceite de oliva virgen extra extremeño es un buen comienzo.

Ensalada de Perdiz, El Figón.

Ensalada de perdiz en el Figón, de Cáceres. Uno de los restaurantes con mayor solera y tradición de la ciudad. Imprescindible en cualquier ruta gastronómica por Cáceres. Este plato es el favorito de mi madre, ahí lo dejo todo.

Garbanzos con bacalao en Os Arcus, San Martín de Trevejo. Mejor ir acompañados, ya que las porciones son generosas. Un plato perfecto después de haber hecho rutas por la Sierra de Gata.

Patatas meneás en La Catedral, La Alberca.
Un plato delicioso con el ingrediente estrella en Extremadura, el pimentón de la Vera. Perfecto como aperitivo, o de pincho con unos vinos.

Salteado de setas con salsa de Torta del Casar del Restaurante El Telar, Arroyo de la luz. Situado muy cercano a Cáceres capital. El restaurante está ubicado en un antiguo telar, del que conserva algunas piezas. Su carta está muy bien diseñada, platos de caza, ibéricos, pescados frescos y una atención muy cercana y amigable. Calle Regajal. Telf  927 27 06 22

Salteado de setas con salsa de Torta del Casar. Restaurante El Telar

Migas en Eustaquio Blanco, Cáceres. Este es posiblemente el plato más famoso de la gastronomía extremeña. Las podemos encontrar en cualquier restaurante, pero las de Eustaquio son fantásticas.

Canelón de rabo de toro en el Versátil, Zarza de Granadilla. Un descubrimiento, encontrar este restaurante. Dos hermanos formados con mucha ilusión en los fogones de de Martín Berasategui.

Arroces

Arroz de Presa Ibérica de Bellota en el 13 de San Antón, Cáceres. Un lugar que se ha ido posicionando poco a poco en la lista de mejores restaurantes de la ciudad. Se hacen unos arroces espectaculares, como el de presa Ibérica.

Arroz con liebre, níscalos y foie, El Mirador de Guadiana. Badajoz. Un plato típico de la cocina tradicional extremeña actualizado que lleva a la mesa todo el sabor y aromas del campo. Un restaurante con una de las mejores vistas de Badajoz. Telf 924 28 44 02.

Arroz patatas y bacalao en AlBalat, Cáceres.  A mi memoria llegan recuerdos de la cuaresma con este plato. En la actualidad es un plato que se cocina más en las casas que en los restaurantes. El AlBalat es uno de los grandes descubrimientos gastronómicos de Cáceres. 

Carnes

Cocido extremeño en El Aceite, Eljas. Uno de mis platos favoritos y de los más típicos de la gastronomía extremeña. El cerdo Ibérico aporta un saborcillo especial al cocido local.

Cochinillo asado en el Restaurante Plaza, Torrequemada. Muy cerca de Cáceres capital. El mejor cochinillo asado de España, y por supuesto ibérico. Sitio sencillo, no recomendado para los que buscan una carta extensa y moderna. Llamar para reservar, suele estar siempre completo. Teléfono: 927 20 50 04.

Solomillo de ibérico con torta gratinada y crujiente de jamón en El Almirez de Hervás. Los creadores del plato lo llaman “Los sabores de Extremadura en un plato”. Si cada ingrediente está delicioso por separado, junto es una feria de sabores.

Carpaccio de Wagyu en La Carbonería, Mérida. Al norte de Cáceres, se cría la exquisita vaca de wagyu. De origen asiática vive en la dehesa entre encinas y bellotas. ¡Anímate a probar algo diferente!

Moraga Trujillana, en El 7 de sillerías, Trujillo.
Moraga viene del árabe hispánico mawráq (relleno de embutido). Plato típico de la matanza, a base de productos del cerdo.

Perdiz al modo de Alcántara, en Casa Juan, Plasencia. La caza vuelve a estar presente en la cocina extremeña. La perdiz al modo de Alcántara consiste en una perdiz asada rellena de foie grass.

Carrilleras de Cerdo Ibérico Estofadas con Salsa de Cacao y Gelatina de Frutas al Licor de Bellotas, en El Bizcocho, Trujillo. El nombre del plato lo dice todo. Simplemente comentar que os van a tratar muy bien y que os encantará.

Publicidad

Pluma ibérica con Delicia de crema de Cerezas, en La cabaña de Jerte. Después de hacer rutas por el Valle del Jerte nada  mejor que reponer fuerzas y comer bien. En La Cabaña encontrarán buen servicio a buen precio.

Mollejas de cordero lechal en Parada de la Reina en Plasencia. Las sirven fritas, con panko y salsa de cítricos. Un excelente plato en un restaurante joven lleno de talento y con ganas de hacer las cosas bien. No os lo perdáis.

Crepes rellenos de rabo de toro con manzana glaseada en Lugaris, Badajoz. Excelente calidad con un trato fantástico. Si están en Badajoz no deben perderse comer en este restaurante.

Solomillo al carbón en La Ermita, Jerez de los Caballeros. Los pecados de la carne aquí están bien vistos. Un restaurante muy original, instalado en la antigua Ermita del Cristo de la Vera Cruz, construida en el siglo XVII.

La Erminta

Buche extremeño en El Clavo, Valencia de Alcántara. Un plato muy completo con orden parecido al cocido. Primero se sirve una sopa de arroz con coles. Luego viene los productos del cerdo, desde las orejas hasta el rabo pasando por el lomo.

Pescados

Bacalao con pimentón de la Vera en El Madruelo, Cáceres. El bacalao es un pescado muy presente en las regiones de interior. En el Madruelo lo van a encontrar fresco y delicioso. A este restaurante siempre le tengo un ojo echado, estoy seguro que muy pronto tendrá alguna estrella Michelín.

El bacalao dorado en el Laurel, Badajoz.  En la gastronomía extremeña el bacalao tiene un gran peso. Cobra gran importancia por nuestra cercanía con Portugal.  En el Laurel encontrarán un ambiente acogedor, con buena atención donde se come de maravilla.

Truchas en Las Brasas, Losar de la Vera.  La trucha cobra importancia en la zona del Jerte y La Vera. Hay pocos lugares donde sirvan este pescado y aquí está delicioso, a la brasa.

Tencas casa Claudio
Tencas casa Claudio

Tencas en Casa Claudio, Casar de Cáceres. Un pescado autóctono de agua dulce. Anímate a probarlas, aunque sea una tapa de aperitivo. ¡Qué bien se come en Casa Claudio y qué rico está todo!. A pocos kilómetros de Cáceres capital.

Vegetarianos

Lasaña de pisto extremeño en Shangri-La, Mérida. Uno de los platos más habituales en los hogares extremeños es el pisto. Lo podemos ver como acompañamiento, o bien frío en verano. Esta lasaña está deliciosa, nadie echará de menos la carne. C/Sagasta 21.

Caldereta de setas con prueba de soja en Brotes verdes, Cáceres. Aunque no lo parezca, este plato no tiene nada de carne. Soja texturizada, setas, patatas, ajo, pimentón de la Vera, vino blanco, aceite, pimienta. En el restaurante vegetariano Brotes verdes encontrarán la cara más verde de Extremadura.

Postres

Mojicones en El horno de San Fernando, Cáceres. Los mojicones son un dulce típico de la gastronomía extremeña elaborados con huevos, azúcar y almendras. Según me cuentan era normal regalárselo a las parturientas, hoy en día lo vemos como acompañamiento para el café o una merienda.

Coulan´t de Torta de la Serena con suave crema de Nueces en Quinto Cecilio, Medellín. Amantes del queso, aquí tenéis vuestro postre.

Yogur ecológico con Miel de Sierra de Gata en El buen avío, Trevejo. Hay que dejar siempre hueco para el postre. Espectacular, con deliciosa miel local. Disfruten, están en Trevejo, un sitio fantástico.

Técula Mécula en Pastelería Casa Fuentes, Olivenza. Dulce extremeño a base de almendra. Sólo apto para muy golosos. 924 49 01 69.

Repápalos con leche en el Parador de Jarandilla de la Vera. Hay pocos sitios donde hagan bien este plato tan típico de Extremadura. Son jugosos, llenos de sabor y muy originales. Aconsejo a todos visitar este parador, excelentes vistas en un entorno con mucha historia. No muy lejos de allí, se encuentra el monasterio de Yuste, última residencia de Carlos V.

8+