Qué y dónde comer en Trujillo

Trujillo es uno de los destinos más demandados en Extremadura. Un fantástico centro histórico que se ve y se disfruta mejor con el estómago lleno. Pero ¿qué y dónde comer en Trujillo?

Testigo de la historia, hogar de descubridores como Orellana o Pizarro, Trujillo presenta una gastronomía muy enfocada a los productos de la caza y derivados del cerdo. Asadores, tapas con excelente jamón serrano de la tierra, quesos extremeños, migas, criadillas de tierra o las tradicionales sopas del obispo. Una elaboración tradicional con una materia prima de primera clase.

Imagen perteneciente a restaurantebizcochoplaza.com
Imagen perteneciente a restaurantebizcochoplaza.com

Plaza Mayor de Trujillo, un marco espectacular, con variedad de restaurantes

Todas las rutas turísticas comienzan el la Plaza Mayor, cento de encuentro entre paseantes, curiosos y turistas. Allí en plena Plaza Mayor hay dos lugares emblemáticos, La Troya y El bizcocho. La Troya es un clásico de la gastronomía trujillillana. Sorprende sus paredes forradas por fotos de personas ilustres y conocidas comiendo en su restaurantes. ¿Su cocina? Prima la abundancia a la calidad. Migas Pastor, presas ibéricas, tortillas de patatas son alguno de sus fuertes.  El bizcocho, por el contrario  juega un poco más con los sabores, una cocina más arriesgada con un toque de fusión con platos de toda la vida. Excelente para tapear, pero recomiendo siempre reservar.

Publicidad

Para comer en Trujillo, mejor si nos alejamos de la plaza

Restaurantes  hay muchos, pero cuanto más nos alejamos del centro, encontramos mejores ofertas donde comer en Trujillo. Un ejemplo es el restaurante Refectorio, perfecto para degustar la gastronomía local. En un  convento del S XVI  todo sabe mejor. El restaurante forma parte del hotel Hotel Izán Trujillo.  Se sitúa en un claustro, con buena atención, gran carta, calidad y buenos vinos.

El Corral del Rey se sitúa  en las antiguas dependencias del palacio de Piedras Albas del siglo XVI. Carnes al carbón de encina, guisos típicos a fuego lento, asados de corderito, cabrito y cochinillo lechal.

Si tenemos un presupuesto determinado el El restaurante Azafrán es una opción muy aceptable, tiene menús económicos con materia prima de calidad.  También pueden ir al Restaurante La Piedad (Ronda De La Piedad). Ofrece menús económicos de unos 10 euros con raciones generosas. Recomendamos llamar 927 32 20 39 y reservar mesa.

Para ir a lo seguro, tenemos el Parador de Trujillo. Un lugar clásico donde vas a lo seguro. El interior del Parador es espectacular, un monasterio del siglo SXVI.  atendido con profesionalidad y tranquilidad. Posee aparcamiento propio y tiene menús de unos 30 euros. El estofado de ciervo es una delicia.

Asadores, una materia prima de calidad

Los amantes de la carne están de enhorabuena en Trujillo. Una tierra de caza e ibéricos donde podemos encontrar restaurantes como La Alberca. Un asador en pleno centro histórico, entre la Plaza Mayor y el Catillo (Calle de la Victoria, 8, 927 32 22 09).  Una gran sorpresa para aquellos turistas hambrientos. Con un servicio muy amable, platos generosos con los que nunca llegamos al postre..

El 7 de Sillerias es un restaurante muy acogedor, donde se come como en casa. Más alejado de la Plaza Mayor, pero merece la pena el paseo. Paletilla de cordero al horno, o un lomo de bacalao. Situado fuera del núcleo urbano, La Brasería de la Viña es perfecto para un tapeo rápido o para reponer fuerzas. Tiene su horno de leña en el medio de la sala para comer platos tradicionales y todo un surtido de raciones. También cuenta con una pequeña zona para los más pequeños.

En Trujillo, hambriento y sin reserva

Si estáis leyendo este artículo, en un día festivo y con todos los restaurantes llenos, os dejamos dos alternativas. El restaurante El Bizcocho salones y el Hotel las cigüeñas. Ambos situados a las afueras de Trujillo, donde se come bastante bien.  Qué aproveche!!

 

 

0