Akassa, para fundirse en la naturaleza

akassa

De una romántica idea nació Akassa, unos magníficos alojamientos turísticos de 4 estrellas bioclimáticos creados por Nacho y su pareja Flor. Ambos, cansados del ajetreo diario de las grandes capitales, decidieron poner rumbo a las Hurdes y empezar otra vida.

4 casas-rurales chozos bioclimáticos independientes forman Akassa, un establecimiento de 4 estrellas con una capacidad de18 plazas en total.  Unos chozos equipados con todas las comodidades construidos con materiales utilizados antiguamente en la zona hurdana, con una arquitectura moderna y decoración minimalista.

Lo que hace Akassa único es su arquitectura bioclimática.  El edificio cuenta con las condiciones climáticas, aprovechando los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, aire) para así reducir consumos o pérdidas de energía. El sistema de climatización es además ecológico, emitido a través de suelo radiante calor en invierno y frío en verano con el menor impacto medioambiental.  Por todas estas razones, Akassa ha sido elegido como uno de los 5 alojamientos más increíbles de España precisamente por el diseño y arquitectura.

akassa-habitacion

Cada chozo, a su vez, representa a un elemento de la naturaleza diseñado para que trabaje una serie de peculiaridades en el cliente que se aloja. Así el chozo “Agua” está diseñado para encontrar la calma, armonía y paz interior. El chozo “Aire” es perfecto para profundizar en uno mismo, para la persona que busca un cambio en la vida, o renacer. Para parejas, recomendamos el chozo “Fuego”, un lugar para el amor y para los amantes de la naturaleza, el chozo “Tierra”.  El perfecto refugio para unirnos con la madre tierra, la nutrición, la familia, el descanso y la  protección.

Además de rutas y paseos por las Hurdes, desde Akassa, también ofrecen a sus clientes algo más. Un retiro personal, un taller de mindfulness, un taller para embarazadas e incluso actividades de Team Building para empresas, masajes, rutas4x4, visitas a colmenas o almazaras.

Hablando con Nacho (Gerente y propietario), nos comenta que Akassa tiene un momento mágico:  al atardecer.  La puesta  del sol inunda todo el firmamento llenándolos de esos colores rojos violáceos y amarillos intensos. Progresivamente vamos adentrándonos en la noche y el impacto visual de disfrutar de un firmamento limpio sin contaminación lumínica.

Akassa no es un alojamiento más, es el fruto de muchos años de sueños, ilusiones y duro trabajo. A la pasión de Nacho y su pareja le sumamos la experiencia del arquitecto e interiorista (María, 1º premio Aurelio Blanco en el 2008 ) y la suma es este lugar. Un paraíso en pleno corazón de las Hurdes que se funde en la naturaleza y que te permite formar parte de ella.

Extremadura-camisetas

0