8 signos que demuestran que has crecido en Extremadura

Nos hacemos mayores, y conforme se vamos cumpliendo años, la añoranza de la infancia se hace cada vez más fuerte. Los encuentros con antiguos compañeros de colegio o con amigos del barrio siempre acaban con recuerdos de nuestra niñez. A continuación enumeramos signos inconfundibles que demuestran que has crecido en Extremadura. ¿Echas de menos alguno?

8 signos inconfundibles que demuestran que has crecido en Extremadura

1) “Señol jues, pasi usté más alanti”. Si reconoces el comienzo de este poema, has crecido en Extremadura. Memorizar poemas de Gabriel y Galán como éste formaban parte de nuestros deberes en el colegio.

libro

2) Libros de texto. ¿Tenéis éstos libros de texto por casa? Exactamente, tu has crecido en Extremadura. Si no recuerdo mal, eran de cuarto o quinto de EGB. En los 80, estos libros mostraban la geografía, historia y cultura de Extremadura.

3) Pasar el día en Portugal. Cualquier puente era perfecto para hacer una escapada a país vecino. ¿Quién no recuerda ir al “Pagapouco” en Elvas? Pequeños viajes que todos tenemos en la memoria que nos hacían muy felices, el hecho de cambiar la hora, hacer la conversion de Escudos a Pesetas y ver a media Extremadura haciendo cola para comer en el Restaurante “El Cristo“.

Extremadura

4) Vestirse de Montehermorso. ¿Te sientes identificada con la foto de arriba? Eres extremeña por los cuatro costados!!! Una tradición de las madres extremeñas es la de vestir a sus hijas de Montehermorseña durante algunas fiestas.

5) Romerías. Durante los meses de primavera, era normal ver a compañeros totalmente morenos. Eso no era debido, ni a la semana blanca, ni a un fin de semana en la playa. Hablamos del “moreno romería” un moreno de cara y brazos que hemos llevado o hemos visto llevar durante nuestra niñez en Extremadura.

8-signos-de-has crecido_Extremadura

6) Excursión a … Programar la excursión anual era el mejor momento del año en el colegio. Siempre se escuchaban rumores de una escapada a la playa, un parque de atracciones, sin embargo la realidad era bien distinta.  Si tenéis foto de grupo en las escaleras del Monasterio de Guadalupe/ Plaza mayor de Trujillo año tras año, es que has crecido en Extremadura.

7) Prepárate una oposición! Si has escuchado esta frase, has crecido en Extremadura!. Es el sueño de toda madre extremeña, que su hijo/a apruebe una oposición. De ahí mi teoría: “los extremeños no tienen hijos, tienen funcionarios en potencia”.

8) Y de vacaciones, al pueblo. Todos contábamos los días y las horas para que llegasen las vacaciones, y si además, tenías pueblo,  habías triunfado!. “El pueblo”: Aquel lugar remoto, fuera de la ley, donde se te permitía hacer todo lo que no podías hacer en la ciudad. ¿Dónde fue tu primer botellón?.  Ves, tu te has criado en Extremadura.

camisetas extremadura

0