El Palacio de los Golfines de Abajo: la vida de la nobleza cacereña

Palacio Golfines de abajo
Palacio Golfines de Abajo

Misterioso, hermético, un palacio que siempre ha estado cerrado, del que muy pocos conocían su interior. Así era el Palacio de los Golfines de Abajo hasta hace unos meses. Una obra arquitectónica con una decoración muy peculiar, que llamaba la atención a todos los visitantes. En Septiembre del 2015 el palacio se abrió al público, desvelando uno de los grandes secretos de nuestro patrimonio: su interior. Más de 10.000 metros cuadrados, de los que sólo se pueden ver una tercera parte por el momento. La visita guiada, de una hora de duración, comienza con una breve introducción sobre la dueña del inmueble, Doña Tatiana Pérez de Guzman el Bueno.

Salón de baile, uno de los espacios más representativos del Palacio!

A photo posted by PalacioGolfinesAbajo (@palaciogolfinesabajo) on


Cruzando un patio interior, llegamos a la primera de las ocho estancias visitables en el Palacio de los Golfines de Abajo. Nos quedamos todos sorprendidos con los salones decorados con mobiliario francés, lámparas de araña, grandes tapices flamencos que narran historias y hazañas. Todo un lujo que se contradice con las austeras y defensivas paredes del palacio. En esta primera primera planta se esconde también una de las joyas de los Golfines de Abajo: la Sala de Armas, con frescos al temple del siglo XVI.

Descúbrela en nuestro Palacio, Muy buenos días! A photo posted by PalacioGolfinesAbajo (@palaciogolfinesabajo) on

En la planta superior, podemos ver el oratorio, la sala de caza, el gabinete y la sala de documentos con piezas originales firmados por la reina Isabel la Católica. Algo más que un edificio emblemático, el Palacio de los Golfines de Abajo es un espejo donde se refleja la vida cotidiana de sus propietarios, nos guía por sus modas, nos da a conocer sus creencias y nos muestra el ocio tal y como se vivía en pleno siglo XIV. Una oportunidad única de conocer la casa oficial de los Reyes Católicos en sus visitas a la ciudad de Cáceres. Un lugar histórico, que te atrapa y te hace regresar al pasado. No puedes decir que conoces Cáceres sin visitar el Palacio de los Golfines de Abajo.

Así era Doña Tatiana Pérez de Guzman el Bueno y Seebacher.

Tatiana Perez de Guzman, propietaria de la casa fue una de las 10 grandes fortunas, en manos de una mujer en España. La definen como una mujer menuda, delgada, amable, educada y de voz potente. Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno era una mujer independiente, enamorada de la naturaleza que vivió alejada de la rutina de la ciudad, donde disfrutaba viviendo como una más. El legado de  Doña Tatiana es muy extenso, desde  hectáreas localizadas en el último tramo de la calle Alcalá en Madrid, a palacios como los Golfines de Abajo o el de Los Arenales, en Cáceres pasando por numerosas pinturas y mobiliario. Según cuentan, era una mujer muy inteligente, que no alardeaba ni se dejaba ver por los grandes eventos. Dejó su legado atado y bien atado en la fundación que ella misma creó y que trabaja para garantizar que su inmenso patrimonio siga vivo.

¿Aún no tiene nuestras camisetas? Ya están disponible en nuestra tienda online. Entre pulsando aquí.

0