10 lugares extremeños para descubrir este Otoño

Mérida, Cáceres, Badajoz, el Valle del Jerte, son lugares de sobra conocidos por todos, pero Extremadura, teñida de tonos rojos y marrones, puede ofrecer mucho más. Para los amantes de la naturaleza y el turismo cultural estos son los diez rincones más bellos que no debes dejar de ver en tu visita a Extremadura:

1. Reserva Natural Garganta de los Infiernos. En la Sierra de Gredos pozas y piscinas naturales se alzan majestuosas en un bosque rocoso de especies caducifolias. Es una ocasión perfecta para decir adiós al verano que está a punto de acabar y saludar a la nueva estación que se avecina.

Castillo de Luna
Castillo de Luna

2. Castillo de Luna. Ubicado en Alburquerque, en la Sierra de San Pedro, es una de las fortalezas mejor conservadas de la Península Ibérica y uno de las más bonitas de Extremadura.

3. Granadilla. A unos cuarenta kilómetros de Plasencia se encuentra este pequeño pueblecito fantasma, abandonado en 1955, de calles empedradas y casas intactas. Un lugar antiguamente habitado por la nobleza y que ha dejado su huella en espacios como el Castillo del Duque de Alba, la Plaza Mayor o la Iglesia de la Asunción.

Puente de Alcántara:Guia Repsol
Puente de Alcántara:Guia Repsol

4. Puente de Alcántara. Levantado hace casi diecinueve siglos, este puente romano, apoyado en cinco pilares arcados y de más de doscientos metros de longitud, conserva aún un arco del triunfo dedicado al emperador Trajano, un templete y una torre. Una verdadera obra de ingeniería construida para soportar las frecuentes crecidas del río Tajo y candidata al ‘Mejor rincón 2014’.

5. Monasterio de Tentudía. Edificado en honor de Santa María de Tentudía, fue antaño una fortaleza cristiana para defenderse de los ataques de los musulmanes en pleno proceso de Reconquista de la Península. Desde aquí se puede subir al Pico de Tentudía y disfrutar de unas espectaculares vistas de las dehesas del sur de Badajoz.

6. Hervás. Rodeado de una frondosa vegetación, este pueblo, cercano a la frontera con Salamanca, destaca por tener la más famosa judería de toda Extremadura, un barrio de calles y callejuelas estrechas y empedradas, y casas de adobe y madera con un estilo arquitectónico propio.

7. Robledillo de Gata. Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura rural medieval, gracias a que hasta hace poco estuvo prácticamente aislado del mundo. Sus casas de adobe y madera, sus pequeños pasadizos y sus calles estrechas hacen Robledillo un auténtico museo viviente.

8. Yacimiento de los Castillejos. Muy cerca de la localidad de Fuente de Cantos, esta área arqueológica es un vestigio de que ya desde el Neolítico el hombre aprovechó los recursos naturales de la comunidad. En él se conservan los restos de una muralla y de trazado urbano de la Edad del Hierro.

 

9. Cáparra. Erigido por los vetones, alcanzó con los romanos la categoría de municipio, razón por la cual en la actualidad conserva importantes vestigios, como su arco, de características únicas en todo el territorio nacional y que ha pasado a ser el símbolo más representativo de la ciudad.

10. Parque Natural de Cornalvo. Una mezcla de exuberante naturaleza y obras de ingeniería romana visibles en la Presa del Embalse de Cornalvo, construida para recoger el agua del vecino arroyo de Albarregas y que aún hoy en día mantiene este uso.

Para terminar el tour Extremadura está rodeada de ciudades también muy bonitas y con mucha historia como Ciudad Real, Ávila o Córdoba. Esta última por ejemplo esta pegada a Badajoz, y puedes aprovechar para hacer una visita rápida. En la página de venere puedes mirar las opciones de alojamiento en esta y otras ciudades.

 

Artículo cedido por C.O para extremadurate.es

¿Aún no tiene nuestras camisetas? Ya están disponible en nuestra tienda online. Entre pulsando aquí

0