Las 10 Plazas Mayores más espectaculares

Las plazas mayores tienen su origen en una ordenanza de los Reyes Católicos de 1480. Denominaban así al lugar de una población con suficiente espacio abierto para celebrar el mercado y en el que había de instalarse la Casa Consistorial del Ayuntamiento.  En Extremadura existen espectaculares plazas mayores que dan vida a nuestras ciudades, alojan grandes eventos y son puntos de encuentro para todos sus habitantes. Extremadurate.es os ha elegido las 10 Plazas más espectaculares de Extremadura.

 

1. La Plaza Mayor de Garrovillas

Declarada Monumento Histórico-artístico por la Junta de Extremadura, es un espacio abierto de más de 4000 m2 de planta irregular. Los soportales de la plaza están apoyados en columnas de granito y arcos de medio punto construidos en ladrillo. En la planta superior, una galería de ventanales, también formados por columnas y arcos. Uno edificios más significativos que dan a la plaza es el Palacio de los Condes de Alba de Liste, antiguos señores de la villa. Hoy en día este palacio es una Hospedería de lujo.
Como anécdota, decir que las corridas de toros eran un regalo que hacían los señores de la villa, los condes de Alba de Listes, a los súbditos. Presenciar las fiestas taurinas desde los balcones que daban a la plaza era muestra de status social, de señorío.

2. La Plaza Mayor de Trujillo

El Plaza Mayor más fotografiada, de planta irregular rodeada de soportales como otras castellanas y extremeñas, siendo el tradicional lugar del mercado presidida por El monumento ecuestre al Conquistador del Perú, Francisco Pizarro.  Destaca el Palacio de los Vargas-Carvajal con su magnífico balcón de la esquina y una preciosa portada. El edificio más importante de la plaza es el Palacio del primer marqués de la Conquista, Francisco Pizarro. Tiene una rica decoración plateresca que asciende enmarcando el balcón de la esquina y culmina con el escudo que Carlos V concedió al emperador del Perú.

Como curiosidad decir que el escultor norteamericano Carlos Rumsey, autor de la estatua de Francisco Pizarro donó una igual a la ciudad de Lima.

 

Caceres-Plaza-Mayor
Caceres-Plaza-Mayor

3. La Plaza Mayor de Cáceres

Es ha sido y será el punto de reunión, centro de la vida social y comercial de la ciudad. La plaza nació en el siglo XIV y desde entonces ha sufrido numerosos cambios y remodelaciones. La más reciente fue en marzo de 2011 dirigidas por el arquitecto Antonino Antequera y llena de polémicas. En la actualidad cuenta con una variedad de espacios que permiten su uso en cualquier circunstancia, haciendo de la plaza un lugar de encuentro y adaptándola a los nuevos tiempos. La mayoría de los edificios que circundan la plaza son de distintas épocas, conservando soportales del siglo XVI.

4. La Plaza Alta de Badajoz

Hay indicios que apuntan que debió construirse sobre las antiguas casas de la ciudad islámica adosada a la muralla de la Alcazaba. En 1458 se inició una reforma que pretendía cambiar su aspecto y darle una nueva orientación. La plaza es de carácter renacentista, con amplios espacios abiertos, en contraposición con el carácter medieval, cerrado y defensivo. Hay constancia de que en esta plaza se celebraron autos sacramentales, carreras de caballos, representaciones teatrales, ejecuciones, etc  En los edificios de la plaza podemos encontrar numerosos restos visigodos reaprovechados: capiteles, fustes, basas, cimacios, etc.

5. La Plaza de la constitución de Olivenza

De planta muy original que se va ampliando poco a poco, su lado más ancho está enfrente al Palacio de los Duques de Cadaval. Este palacio, sede del Ayuntamiento, cuenta con una hermosa portada del particular estilo gótico manuelino. Su decoración ciertamente es bella y diferente a lo que se ve en otras latitudes, aunque cuando lo visitamos el edificio estaba en obras y los enseres de la remodelación, vallas incluidas, deslucían la contemplación.

LLerena- Foto: /llerena.org
LLerena- Foto: /llerena.org

6. Plaza Mayor de Llerena

Al igual que otras plazas extremeñas, convertida antaño en mercado de productos agrícolas, coso taurino o corral de comedias, según lo requería la ocasión. Considerada un buen ejemplo de plaza porticada, su urbanismo actual se remonta a la reforma llevada a cabo en tiempos de Felipe II. Al sur de la plaza se alza la iglesia de Nuestra Señora de Granada, y al norte, frente a la iglesia, el llamado portal de las Tiendas, de la Boticas, del Pan o de la Cárcel, formado por doce arcos de medio punto sujetos por columnas de piedra.

Plaza Plasencia
Plaza Plasencia

 

7. La Plaza Mayor de Plasencia

Es una plaza porticada ubicada en el centro de la zona antigua e histórica de la ciudad. En uno de los laterales del Ayuntamiento se sitúa el edificio de la cárcel antigua construida en el siglo XVII con una fachada de sillería y un escudo del rey Felipe IV. En la torre mayor del edificio, está colocado el gran símbolo de la ciudad: El abuelo Mayorga, que actúa cuando el reloj de la torre y toca las campanas cada media hora. Fue construido a mediados del siglo XIII y destruido durante la invasión francesa. Poco después fue repuesto a mediados del siglo XX.

8. La Plaza de Aniceto Marinas de Villanueva de la Vera

De forma pentagonal, porticada. Dentro de las edificaciones, destaca el Ayuntamiento diseñado por D. Aniceto Marinas.

Plaza chica Zafra
Plaza chica Zafra

9. La Plaza Mayor de Zafra

Zafra es la única localidad extremeña con 2 plazas unidas. La más antigua es la Plaza Chica, que fue el centro de la villa medieval. Su uso mercantil propició que fuese porticada tempranamente, excepto en uno de sus lados menores donde estaba la Audiencia. Era el lugar donde se celebraban los mercados semanales autorizados desde 1380. Para comprobar las medidas de los géneros se grabó, a lo largo del fuste de una de sus columnas, la llamada Vara de Zafra.

La plaza Grande tiene 72 soportales, a lo largo de la historia ha tenido varios nombres: “Plaza del Rey” (1825),  “Plaza de la Constitución” y “Plaza José Antonio Primo de Rivera”(1936) .

10. Plaza Mayor de San Martín de Trevejo

De planta cuadrangular e irregular, está porticada en dos de sus frentes con un gran protagonista, una fuente circular con pivote central y letrero que alude a la fecha en que se construyó: 1888.
Sobresale la vivienda llamada palacio de Ojesto, en el que se conserva una importante colección arqueológica. El edificio es del siglo XVIII y posee una fachada de sillería. En la biblioteca de la casa se guardan libros de ediciones muy antiguas, aunque hay otros palacios como el de La Encomienda o el de Santos Ajero, que conviven junto a las casas.

 

¿Aún no tiene nuestras camisetas? Ya están disponible en nuestra tienda online. Entre pulsando aquí

0