Ventajas Blablacar vs transporte público

La red social Blablacar está en pleno auge. En lugares como Extremadura,  donde las comunicaciones no están nada desarrolladas, apreciamos cualquier brote de innovación que nos proporcionen una alternativa los servicios tradicionales. Este es el caso de Blablacar.com, una red social para buscar compañeros de viaje.

Cómo funciona Blablacar

La idea es muy sencilla, una persona que normalmente haga un trayecto en coche sólo con plazas libres, anuncia el recorrido en esta página web. De esta forma las personas que hagan el mismo trayecto, tienen opción a compartir el vehículo a cambio de un precio previamente pactado con el conductor.

En un principio, todos ganan. El conductor reduce el coste de la gasolina, y los “pasajeros” pueden hacer un viaje cómo a un precio muy económico. Sin embargo, todos nos preguntamos lo miso, ¿es fiable viajar con blablacar? ¿Qué pasa si el conductor nos deja tirados en el último momento? Al no ser conductores profesionales, ¿nos podemos fiar de sus habilidades frente al volante? ¿Quién nos asegura que el conductor tiene carnet de conducir?.

Mi experiencia con Blablacar

Yo he utilizado este servicio y mi experiencia ha sido bastante positiva. Cualquier conductor en Blablacar tiene su perfil donde se especifica el vehículo que tiene y las características. La función más útil, desde mi punto de vista, son los comentarios escritos por otros usuarios. Normalmente, siempre se habla de la puntualidad, comodidad del coche y de su forma de conducir.

Ventajas y los inconvenientes

Sin embargo la cara amarga de esta idea la tienen las empresas de transporte público, que en pocos años han visto disminuir sus ingresos. Ellos aseguran que BlaBlaCar es un servicio ilegal. Creando una red de transporte público en coches particulares por el que cobran una cantidad de dinero bajo pretexto de asumir el coste de la gasolina. Pero no cuentan con ningún tipo de autorización administrativa, aunque estén actuando como una empresa de transporte público.

Teniendo en cuenta todas las ventajas y los inconvenientes, Blablacar no es otra cosa que un mero acuerdo privado entre dos adultos. Los riesgos están ahí, y la decisión final es de cada uno.

¿Aún no tiene nuestras camisetas? Ya están disponible en nuestra tienda online. Entre pulsando aquí

0