Hotel ‘Huerta Honda’, donde se cultiva la profesionalidad, amabilidad y la atención al detalle

El Hotel Huerta Honda está cargado de historia en todos sus rincones. Se asienta sobre lo que fuera un antiguo huerto de la residencia de los Duques de Feria, construido en 1437 bajo una profunda cuenca excavada dentro del recinto amurallado de la ciudad de Zafra. En ese huerto se sembraron y cultivaron toda clase de hortalizas, desde acelgas, a lechugas o calabazas, que servían para colmar los platos de los nobles. Hoy en día se cultiva la profesionalidad, amabilidad y la atención al detalle, ofreciendo al cliente un servicio exquisito que le hará sentir como en su casa.

Lo primero que vemos del hotel, pasando la recepción, es un gran patio noble de planta cuadrada. Desde ahí se divisan las ventanas y los balcones de las distintas habitaciones del hotel. Si alzamos un poco la mirada, nos sorprenden las grandes torres del Palacio de los Duques de Feria; estamos ante una localización privilegiada, con las mejores vistas de Zafra.

El hotel ofrece dos tipos de alojamientos: rústicas, perfecta para una escapada romántica y modernas, más enfocadas al viajero de negocios. Ambas están perfectamente equipadas, con wifi, baños espaciosos, aire acondicionado, calefacción y algunas de ellas (rústicas) con una coqueta terraza interior.

A lo largo del complejo hotelero hay varias salas, cafetería, así como una íntima piscina; perfecta para refrescarse durante el intenso verano extremeño. Destaca lo cuidada que está la decoración en todo el hotel, que recuerda a una gran casa de principios de siglo XX.

Cuando estamos descansando, queremos comer y cenar con calma; dejar el estrés aparcado en la puerta y probar la comida original de la zona. El Hotel Huerta Honda tiene opciones para todo tipo de bolsillos y gustos. El restaurante Barbacana, es uno de los mejores de Extremadura; donde podrá degustar una selección de platos típicos de la región de Extremadura, elaborados con productos locales y frescos. El restaurante Azafrán ofrece un menú económico pero sin quitar un gramo de calidad ni al género ni al servicio.

En un mercado invadido por cadenas hoteleras, es muy optimista encontrar hoteles con personalidad, e identidad propia; donde el huésped puede vivir experiencias únicas e inolvidables.
Para visitar su página web, pulse aquí  

0