Agustín Fuentes: “Este va a ser un año decisivo”

Agustín Fuentes es el artífice del festival indie- pop nacional por excelencia, un evento musical que se ha convertido en una delicatessen para los seguidores de la música independiente. El festival Contempopránea celebrará su decimo-séptima edición de nuevo en la localidad pacense de Alburquerque los días 19, 20 y 21 de julio con un cartel de lujo.

Agustín, muchas gracias por atendernos. ¿Por qué es tan difícil consolidar festivales en nuestro país? ¿Cuáles han sido las principales facilidades y trabas que os han puesto?
Contempopránea surgió hace 17 años, no como una iniciativa empresarial, sino como pasión de un grupo de amigos a la que nos gusta la música independiente. Los principios fueron muy duros, las ayudas al principio fueron muy escasas, el primer festival se montó con 200.000 pesetas. Poco a poco tienes que ir convenciendo de que lo que haces es bueno y que además va a ser muy bueno para la localidad que lo acoge. Luego, al final, las tornas se invierten totalmente y empiezas a ser el más querido. A medida que los medios de comunicación te van tomando en serio y se van haciendo eco de ti, los sponsors también lo hacen.

Agustín Fuentes
Agustín Fuentes

Estamos manteniendo el festival a pesar de los malos números.

Usted siempre ha sostenido que el Castillo de Luna es clave para el festival, sin embargo, desde el año pasado escuchamos rumores sobre un cambio de emplazamiento del festival. ¿Qué hay de cierto en esos rumores?
Estamos manteniendo el festival a pesar de los malos números. Cuando tienes números negativos y analizas las causas de esas pérdidas, vemos que la causa fundamental puede estar en el propio lugar. Hay un número de seguidores que se acerra a la idea que Contempopránea es Alburquerque, pero con ese número de seguidores el festival no sobrevive. O adaptamos el festival para ese número reducido de personas que quieren seguir viniendo, o lo hacemos más grande para que pueda venir más gente; que es lo que hemos hecho este año . La prueba de este año va a ser la definitiva, ya no habrá una tercera prueba.

Contempopránea se destaca por el buen rollo de su público.  ¿Cómo recibe el pueblo de Alburquerque ver que durante tres o cuatro días el número de habitantes se duplica ?
El año pasado, cuando se rumoreó que Contempopránea podría dejar de hacerse en Alburquerque, todos pusieron el grito en el cielo. La mayoría de los hosteleros nos dicen que el festival les salva el verano. Algún negocio podría incluso cerrar si Contempopránea se dejase de hacer.

El Festival dura tres días, pero, ¿cuánto se tarda en organizarlo?
¡367 días!( Risas). Si no tienes pasión por tu trabajo, no le puedes dedicar once horas al día como hago yo. Tienes que compaginarlo con tu trabajo y te cuesta muchas veces dinero y tiempo. Es complicado, te entregas tanto que al final con el paso del tiempo te das cuenta que te va absorbiendo de tal manera que a veces pienso que necesito un par de años sabáticos para descansar. Pero es algo que va conmigo.

Amaral está deseando estar en Contepopránea, si está este año es porque el propio grupo ha mostrado un interés especial.

Uno de los mayores problemas de contepoprania es la infraestructura hotelera. He leido que algunos grupos han renunciado a formar parte del cartel porque no se podían alojar cerca del festival, sin embargo otros pasan toda la tarde haciendo pruebas de sonido a cuarenta grados bajo un paraguas para apaliar el calor. ¿Es ahí donde se demuestra la calidad de un artista?

Bod Dylan e incluso los Beatles llegaron a tocar en sitios más recognitos que Alburquerque. Eso que comentabas sucedió hace muchos años y es cierto que ahora Contempopránea tiene una marca que todo el mundo la quiere para su curricúlum. Amaral está deseando estar en Contepopránea, si está este año es porque el propio grupo ha mostrado un interés especial.  Viste mucho tocar en Contempopránea porque es un festival que su respuesta mediática es equiparable a la de los grandes eventos. 

Viendo el cartel de este año, vemos que todos son grandes normbres de la música independiente de nuestro país. ¿Cómo os organizáis para cuadrar sus agendas con los tres días del festival?
Los grupos siempre tienen preferencia por participar en un festival. Este año hay festivales muy similares que coinciden con el nuestro, sin embargo vienen a Contempopránea.
Llevo mucho tiempo en este trabajo y no me resulta difícil cuadrar las contrataciones. Intentas retrasar todo un poco, para que el cartel sea lo más fresco posible en cuanto novedades. Lo que pasa es que como hay muchos festivales que coinciden en fechas, cuando les llamas en febrero/marzo te dicen que ya tienen las fechas cogidas. Ha habido un par de grupos este año que han tenido que mover actuaciones en otras ciudades para poder estar aquí con nosotros.

Los promotores en España no hacen dos intentos, cuando uno sale mal, no van al segundo.

Debe ser todo un orgullo que los grupos quieran estar en Contempopránea.
Los grupos como ya conocen el festival, saben a lo que vienen y eso es una garantía. Un festival no es bueno por tener un buen cartel, a la gente que le gusta la música sabemos que cuando uno paga una entrada no es para ver a los mejores, sino para asistir a un evento de unas dimensiones, de una gran calidad. Dicen que lo barato sale caro y nuestro producto es un producto que sale barato, aunque no es lo más económico que hay en España.

Cuando voy a festivales con gran renombre y me encuentro con un escenario cutre y un equipo de sonido de verbena de pueblo, me pregunto… ¿esto qué es?  y es que todo vale dinero. Muchos festivales ahorran en instalaciones y ponen las entradas baratas y  ¡a vender!.  Nosotos lo cuidamos todo, ¡cuidamos hasta la comida!. A nosotros no se nos ocurre dar un perrito caliente a 4 euros a una persona que necesita comer, le ponemos un buen bocata de jamón ibérico. Esa es la diferencia.

Cada año Contempopránea realiza un homenaje a un grupo mítico. ¿Qué os ha llevado este año a homenajear a “La Buena Vida”?
Lo hicimos porque Pedro San Martín (bajo del grupo) falleció el año pasado en un accidente de tráfico. Él se había hecho ya amigo del festival.  Cuando no tocaba aquí “La Buena Vida”, me llamaba para que le diera pases. Nos consta que éste era su festival favorito y donde “La Buena Vida” ofreció sus mejores conciertos. Por todo esto había que hacerle un homenaje a ‘La Buena Vida” y al propio Pedro.

Agustín, muchísimas gracias por su tiempo, y espero que tengáis mucha suerte este año.
Eso espero, este va a ser un año decisivo. Los promotores en España no hacen dos intentos, cuando uno sale mal, no van al segundo. Yo le he dado una segunda oportunidad al pueblo. El público es el que debe decidir ahora, ese público que alzó la voz para que no se llevase el festival de Alburquerque, es el que tiene que defendernos. Si ellos no vienen…

Para más información sobre Contempopránea y comprar entradas, pulse aquí

 

0