7 verdades sobre el jamón ibérico

jamones-ibéricos

Hay pocas cosas más características de nuestra tierra que el Jamón Ibérico. Pero ¿qué diferencia hay entre el jamón serrano y el jamón ibérico? La verdad es que hay bastantes, una de ellas es el precio. El jamón serrano es el jamón curado de un cerdo blanco mientras que el jamón ibérico es el jamón curado de un cerdo de raza ibérica. El cerdo ibérico, por su raza y por tener una mejor alimentación,  lo convierte en único, tanto en sabor como en ventajas. A continuación os citaremos 7 verdades sobre el jamón ibérico.

  1. Es muy importante que no nos den gato por liebre. El jamón Ibérico de bellota proviene de un cerdo ibérico alimentado exclusivamente de bellotas y pastos naturales de las dehesas extremeñas. El Jamón Ibérico de recebo, proviene de un cerdo ibérico que ha sido alimentado de forma mixta, con bellotas, pastos y cereales. Por último el Jamón de cebo, el cerdo sólo se alimenta a base de pienso y cereales.
  2. Ayuda a reducir el colesterol. Las grasas de cerdo ibérico de bellota tienen más del 55% de ácido oléico (monoinsaturado). Estas grasas producen un efecto beneficioso sobre el colesterol en sangre, propiciando un incremento de la tasa del colesterol beneficioso (HDL) y reduciendo la tasa del colesterol perjudicial (LDL).
  3. Jamón York vs Jamón ibérico. Según el Programa de Cálculo Nutricional del CESNID (Universidad de Barcelona), 100 gramos el Jamón cocido extra aporta unas 105,67 kcal mientras el Jamón curado ibérico sin grasa unas 191,29 kcal (con grasa 320,00 kcal). El jamón de York gana la batalla de las calorías, pero no puede competir en sabor.
  4. Minimiza las posibilidades de sufrir trombos. El porcentaje de grasa en el jamón ibérico alcanza el 20% con facilidad, gran parte de éstas son insaturadas por lo que benefician al corazón al reducir los lípidos plasmáticos, siempre que se consuma con moderación.
  5. Fuente de vitaminas. Aporta vitamina E al organismo, que tiene fuerte acción antioxidante. Además de vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, muy beneficiosas para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro.
  6. Excelente sustituto de la carne roja. 100 gramos de jamón ibérico contiene unos 43 gr de proteínas.
  7. Moderación. Como todo lo bueno, el jamón serrano ibérico debe tomarse con moderación y no ser parte de nuestra dieta diaria. Hay que tener en cuenta su alto contenido en sodio, que favorece la retención de líquidos.

 ¿Aún no tiene nuestras camisetas? Ya están disponible en nuestra tienda online. Entre pulsando aquí.

Compartir:

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Graciela dice:

    yo con ejercicio diario y dieta sana, en 3 meses bajé colesterol y trigliceridos. muy contenta!

  1. 13/11/2015

    […] y jamón ibérico. Reconozco que la convinación suene un poco extraña, pero puede llegar a ser toda una revolución […]

  2. 12/03/2017

    […] petición para su vuelta: “Dile a tu padre que la próxima vez te meta en la mochila medio kilo de jamón del bueno, de Badajoz”. Seguro que a partir de ahora no se les olvidará al equipo de ‘La Voz Kids’ el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *